Asamblea de la Fe Budista

Ser Budista

Portal Budista
Nuestra Comunidad Budista
Fe Budista y Nuestra Misión
Nuestro Programa Budista Shin
21 Creencias y Prácticas Budistas
Noble Óctuple Sendero
Óctuples Prácticas Diarias
Espiritualidad Budista
Shinran Shonin: Reformista
Ser Budista
Oración Budista
Establecza un Grupo Budista?
Álbum Budista de Fotos
Libros Recomendados y Salón de Lectura
Contáctenos


Ser budista y vivir una vida de alegría

Comience Una Nueva Vida

 

En el siglo XXI, el budismo se ha convertido en la religión cada vez más importante para los americanos desde la Tierra del Fuego hasta Alaska. Hoy en día, mucha gente leen libros acerca del budismo, y la meditación budista, incluso están empleando estas ideas budistas en el trabajo y con sus relaciones. Si usted es uno de ésos que está muy interesado en el dharma, algún día, usted puede decidir a hacer un discípulo de nuestro Buda y vivir el camino de entender, fe y amor. La meta de este sitio de web es para ayudarle a familiarizarse con el proceso de ser un budista Shin.

 

Sepa los Fundamentales

 

Si usted quisiera que el budismo sea su religión, hay algunas cosas para considerar. Primero, usted debe ser familiarizado con las enseñazas básicas del budismo tales como el karma, el renacimiento, las Nobles Cuatro Verdades, el Noble Camino Octuple, los Diez Preceptos, el nembutsu, la Tierra Pura, y Amida Buddha. No es necesario aceptar todos estos conceptos en el principio, pero uno debe estar dispuesto a considerarlos. El Buda nunca pidió que sus discípulos creyeran algo porque se lo dijo. Él nos dijo que uno necesita probársela a sí mismo primero.

Comprensión Es Importante

 

Con el budismo, el entender es la cosa más importante y ésto necesita tomar tiempo. No se apure para ser budista. Tome su tiempo, haga preguntas, considere el dharma cuidadosamente, y después tome su decisión. El Buda no estaba interesado en tener una gran cantidad de discípulos. Él se preocupó más que sus discípulos estaban siguiendo las enseñanzas como resultado de una investigación cuidadosa y de la experiencia personal.

 

¿Cómo Puede Ser Budista?

 

Participe en un sangha budista (un templo, una iglesia o un grupo), apóyelo, sea apoyado por él y continúe aprendiendo más sobre las enseñanzas de nuestro Buda. Lea sobre las enseñanzas, apliqúelas en su vida, asista a las reuniones y los retiros, abre su corazón y mente a la gran compasión del nembutsu-Namu-Amida-Butsu. Al final, cuando usted está listo, usted puede dedicarse formalmente al camino budista a través de la Ceremonia de la Afirmación Shin.

 

Afirmación Budista Shin

 

La decisión para convertirse en budista Shin es marcada por la Ceremonia de la Afirmación. Primero, la Ceremonia de la Afirmación o el Kikyoshiki es algo que pertenece solamente al budismo Shin. Es una forma de confirmación religiosa personal, en la cual el participante reconoce públicamente su dedicación al camino de la Tierra Pura de Shinran Shonin. Asimismo en término religioso, es un reconocimiento de la presencia de la Gran Compasión (Amida) en su vida. Como se declaró anteriormente, esta ceremonia pertenece sólo al budismo Shin, que es un movimiento religioso laico y no es una orden religiosa. Esta ceremonia no exige la transmisión de las Tres Joyas ni los Cinco o Diez Preceptos desde un maestro (monje) al discípulo. La Asemblea de la Fe Budista y su Asociación Budista Shin de las Américas (ABSA) siguen la inspiración de nuestro fundador Shinran Shonin, en el cual todos somos los maestros a otro. Por lo tanto, según el budismo Shin, la transmisión verdadera puede venir sólo de una experiencia religiosa directa y personal, que se llama shinjin, de la dimensión infinita, simbolizado como Buda Amida. Además, el budismo Shin no ha puesto formalmente los Preceptos laicos, que se pueden recibir a través de la transmisión humana; en su lugar, con el shinjin, como la experiencia de despertar, el motivo para practicarlos manifiesta naturalmente.

 

La Ceremonia de la Afirmación permite que el participante reconozca públicamente su experiencia personal de fe al nuestro Buda Amida, el Dharma (las enseñanzas y verdad) y el Sangha (los que practican el dharma y se confían a la vida y a la luz infinitas). Además, esta ceremonia contiene la recitación pública de la Afirmación Budista Shin que sirve como un recuerdo de nuestra fe y práctica diaria.

 

                                   Afirmación Budista Shin

 

Confiando en el Voto Primal de Buda,

Recitando su Nombre Sagrado,

Viviré la vida con fuerza y alegría.

 

Viviendo en la luz de Buda,

Reflejando sobre mi infinitud,

Viviré la vida con gratitud.

 

Siguiendo las enseñanzas de Buda,

Escuchando el camino sano,

Compartiré el Dharma con todos.

 

Alegrándome en la compasión del Buda,

Respetando y ayudando a todos los seres,

Trabajaré para el bienestar de la sociedad y del mundo.

 

Además, la Ceremonia de la Afirmación puede confirmar los Diez Preceptos como las mejores maneras de vivir en nuestro mundo sufridor. Una vez más, ésta no es una transmisión de un código ético sino apenas un recuerdo de su importancia en el camino budista. Además, nuestra Ceremonia de la Afirmación incluye la recitación de los Votos de Bodhisattva como la base de nuestra inspiración y propósito. Véase abajo para aprender más sobre los Votos de Bodhisattva.

 

En esta ceremonia, la AFB les otorga a los recipientes un nombre budista (homyo), un certificado y a Okesa budista Shin. Generalmente le dan una donación pequeña para cubrir los gastos de la ceremonia.

buddha shakyamuni

¿Qué Quiere Decir “Tomar refugio?”

 

Tomar refugio significa aceptar las Tres Joyas como abrigos de estabilidad, verdad y paz en un mundo inseguro, ignorante y sufridor. El recipiente acepta las Tres Joyas como la manera esencial para superar el sufrimiento y para realizar la Tierra Pura y de este modo, conduce a todos los seres al nirvana. Tomar refugio significa la confianza total en los valores espirituales más importantes de la vida.

 

Tomar refugio no es sólo una aprobación intelectual para las enseñanzas budistas sino que es una reorientación y una espiritualización total de la vida del discípulo. Resulta que reorganiza totalmente el modo de ser para realizar el dharma en su vida, o sea, el discípulo se encarna totalmente al Buda, del Dharma y del Sangha.

 

¿Cuáles Son Las Tres Joyas?

 

Tomar refugio en las Tres Joyas es cambiar la dirección de vida y ultiliza un esfuerzo para encarnar al Buda, el Dharma y el Sangha.

 

Tomar refugio en el Buda es confiar en la manantial de entender, fe y compasión, simbolizados como Amida, el Buda de la Vida y Luz Inmensurables y su manifestación histórica, Buda Shakyamuni. Uno ve al Buda histórico como nuestro gran maestro y la encarnación de nuestro potencial humano verdadero. Al final, el Buda es nuestra naturaleza verdadera o vida universal. Por lo tanto, cuando tomamos refugio en el Buda, realmente tomamos refugio en nosotros mismos.

 

Tomar refugio en el Dharma es confiar en la realidad tal y como es, el cual se llama el océano de shunyata, las enseñanzas del Buda y la senda de entender, fe y compasión.

 

Tomar refugio en el Sangha es confiar en la comunidad practicante del camino budista que se esfuerza a manifestar y encarnar el reino iluminado aquí en la Tierra.

 

La Ceremonia de la Afirmación es el primer paso para hacerse un discípulo de Buda. Así, usted comienza el proceso que se transformará. Gradualmente, con el apoyo del Otro Poder, realizará profundamente de que cada uno de nosotros es la preocupación preferente de esta Gran Compasión. Como Shinran Shonin dijo, “Somos como los escombros que se transfigurarán en el oro.”

 

Votos del Bodhisattva

 

Los votos del Bodhisattva son la esencia del budismo Mahayana (vehículo universal). Son las antorchas que encienden nuestro camino espiritual. Estos votos son como un gran barco que nos lleva a la Otra Orilla, a la Tierra Pura, y son la inspiración dirigiéndonos en esta vida con el gran corazón de la compasión y del amor. Un Bodhisatttva es un ser dedicado a su cultivación espiritual mientras que trabaje incesantemente para el bienestar y la liberación espiritual de todos los seres.

 

Tomando refugio en Votos del Bodhisattva, nos dan vidas llenas de espiritualidad intensa. Permiten que incorporemos nuestras aspiraciones religiosas más altas, en las cuales nos confiamos al comprensión y amor más profundo ynos dedicamos al bienstar del nuestro mundo. Tienen energía para transformarnos en guerreros espirituales apacibles con la armadura valerosa de paciencia, de la perseverencia y de la atención concentrada; Asimismo, tendremos flechas de la generosidad, de la sabiduría y de la compasión.

 

Estos votos son una promesa viva que tenemos que reafirmar diariamente, no sólo una vez en un curso de la vida. Por lo tanto, debemos esforzarnos a recitarlos regularmente y practicarlos para siempre.

 

                      

Cuatro Votos del Bodhisattva

 

                       Los seres vivientes son innumerables, prometo liberarlos
                       Los sufimientos son inagotables, prometo eliminarlos
                       Los dharmas son ilimitados, prometo dominarlos
                       El camino de Buda es insuperable, prometo encarnarlo.

 

 

Tomar los Diez Preceptos

 

Los Diez Preceptos tienen la capacidad de proteger la vida y hacer nuestras vidas hermosas. No son reglas o mandamientos de un deidad sino son pautas para tener una vida sana y ética y atestiguan nuestra dovoción para vivir una vida despertada. Con la gracia compasiva de Amida en nuestras vidas, nos autorizamos para mejorar su práctica y además nos animamos a mover hacia la paz, la alegría y el despertar. Asimismo, son las bases para la felicidad del individuo, la familia y la sociedad. Estos Preceptos nos ayudan a evitar los errores que crean más sufrimiento, miedo y desesperación sino que traigan alegría, comprensión y paz en nuestro mundo sufridor.

 

Los Diez Preceptos

 

El Primer Precepto: Me comprometo a la práctica del amor; Me abstengo de matar a los seres vivos.

 

El Segundo Precepto: Me comprometo a la práctica de la generosidad; Me abstengo de robar.

 

El Tercer Precepto: Me comprometo a la práctica de la responsiblilidad sexual; Me abstengo de la mala conducta sexual.

 

El Cuarto Precepto: Me comprometo a la práctica de la comunicación veraz. Me abstengo del habla falso.

 

El Quinto Precepto: Me comprometo a la práctica del habla amable; Me abstengo del habla escrabroso.

 

El Sexto Precepto: Me comprometo a la práctica del habla con sentido; Me abstengo del habla frívolo.

 

El Séptimo Precepto: Me comprometo a la práctica del habla armonioso; Me abstengo del habla difamatorio.

 

El Octavo Precepto: Me comprometo a la práctica de la tranquilidad; Me abstengo de la avaricia.

 

El Noveno Precepto: Me comprometo a la práctica de la compasión: Me abstengo del odio.

 

El Décimo Precepto: Me comprometo a la práctica de la sabiduría: Me abstengo de puntos de vistas egocéntricos.

 

Un Camino Para Todos

 

Estamos hablando de viajar en un camino espiritual y viviendo una nueva vida maravillosa. Por más 2.500 años, el budismo ha sido una camino probado por millones de personas. En la actualidad, es tu decisión para comenzar a una nueva vida, viajaando hacia el despertar.  Usted debe entender que esto es totalmente posible; no hay razón porque usted no puede viajar en este camino de amor y de sabiduría. Ésta es la belleza de las enseñanzas Shin: está totalmente disponible para todo el mundo si somos santos o pecadores, ignorantes o sabios, blancos o negros, ricos o pobres, hombres o mujeres, ancianos o jóvenes. Recuerde que la Gran Compasión siempre se quede dentro de nosotros.

“Quién escucha el Nombre de Buda y cree en sus Ensenañas, protegido por los Budas, podrá alcanzar la verdadera Iluminación."

 

                                 El sutra pequeño