Espiritualidad Budista Shin

EL TANNISHO: REFRANES DE SHINRAN

PORTAL E INDICE
VEN TAL COMO ERES
NUESTRO HOGAR VERDADERO
NEMBUTSU
RENACIMIENTO ESPIRITUAL
PRECEPTOS E ILUMINACION
NUESTRO PROPOSITO
OIR LA LUZ
ESTA ORILLA, OTRA ORILLA
NATURALEZA DE BUDA
EL CAMINO CENTRAL
¿QUE ES LA ILUMINACION?
SALVACION BUDISTA
PRACTICA NO-DUAL
COMPASIÓN VERDADERA
PROPIO PODER Y OTRO PODER
GRATITUD EN MI VIDA
FE VERDADERA
OIR Y TRANSFORMARSE
EL UNIVERSO Y YO
BUDISMO COTIDIANO
ABRAZADO POR LA LUZ INFINITA
ENSEÑANZA BASICA
EL TANNISHO: REFRANES DE SHINRAN
¿QUE ES EL BUDISMO SHIN?
SALON DE LECTURA
VOLVER Y OTROS ENLACES

Tannisho

(Notas sobre lamentaciones de las herejias)

 

Aquí hay once extractos de la obra clásica budista que se llama el Tannisho el cual recuerde las enseñanzas del fundador de nuestra religión budista Shin, el Shinran Shonin del siglo 13. En total hay 18 capítulos con una introducción y epilogo.

 

Introducción

 

 

Comparando los días de hoy con los del pasado, he comprobado a través de mis reflexiones personales poco profundas que las creencias de muchos de mis compañeros difieren de la genuina fe (shinjin) transmitida oralmente por el Maestro. Esto es un lamentable hecho que provocara ciertamente dudas y perplejidades a aquellos que en el futuro se proponen estudiar la dharma.

 

¿Como podría alguien aprender el dharma de la practica fácil si no encontrase un autentico instructor? No podemos falsear la esencia de la camino del poder externo por medio de interpretaciones personales y arbitrarias.

 

De manera que resolví registrar algunas palabras del extinto Maestro Shinran que quedaron profundamente grabadas en mi mente. Hice este trabajo con el único objeto de extirpar las dudas de aquellos que procuran practicar y seguir el mismo camino.

 

 

Capitulo I

 

 

Cuando sentimos el deseo de recitar el Nembutsu, teniendo la firme fe (confianza verdadera) de que conseguimos nacer en la Tierra Pura salvados por la misteriosa fuerza de Amida, de inmediato nos da la gracia de ser definitivamente admitidos en la Tierra Pura sin ninguna posibilidad de ser rechazados.

 

El Voto Primal de Amida no hace distinción entre viejos y jóvenes; buenos y malos. Solamente se necesita tener fe (confianza verdadera). Ello se debe a que la intención del Voto Primal es la de salvar a los seres que están cargados de pesadas culpas y profundo mal, que tienen pasiones ciegas, deseos fuertes y resistentes.

 

Por lo tanto, para tener fe en el Voto Primal no son necesarias otras prácticas virtuosas, por no haber mas practica virtuosa superior que la del Nembutsu;  ni debemos temer al mal, porque no existe el que pueda obstruir la acción del Voto Primal de Amida.

Así dijo el Maestro.

 

 

Capitulo II

 

 

El motivo por el cual cada uno de ustedes vino a visitarme transponiendo las fronteras de mas de diez provincias, es el de indagar acerca del camino que conduce al nacimiento en la Tierra de la Suprema Alegría.

 

Si ustedes dudan de que conozca yo un camino distinto que conduce a la Tierra Pura aparte del Nembutsu y unos textos que versan al respecto, están incurriendo en grave error.

Si fueran estas sus preocupaciones, en los templos de Nara y en el Monte Hiei hay muchos sabios ilustres a quienes podrán consultar y escuchar los problemas sobre el Nacimiento.

En lo que se refiere a mi, Shinran, no se nada sino creer en las palabras del Buen Maestro, quien me enseño que para ser salvados por Amida debemos recitar solamente el Nembutsu.

No se si el Nembutsu es la simiente del nacimiento en la Tierra Pura o si es una practica kármica que conduce al infierno. Aunque hubiera sido engañado por el Venerable Honen y tuviera que caer en el infierno por haber recitado el Nembutsu, de nada me arrepentiría.

Les explicare el porque.

 

Si yo fuera capaz de llegar a ser Buda a través de otras practicas aparte del Nembutsu y si yo cayera en el infierno por haber recitado el Nembutsu, podría ser que me arrepintiese de haberme dejado engañar.

 

Pero como soy incapaz de realizar cualquier otra practica, no hay otro remedio que por ultimo caeré en el infierno.

 

Si el Voto Primal de Amida es verdadero, las enseñanzas predicadas por Shakyamuni con respecto al Voto de Amida no son palabras vanas. Si las enseñanzas de Buda (Shakyamuni) son verdaderas, las explicaciones de Chang-Tao no son vanas. Si las interpretaciones de Chang-Tao son verdaderas, las palabras de Honen no son vacías. Si las palabras de Honen son verdaderas, los puntos expuestos por Shinran tampoco carecen de fundamentos. Al fin de cuentas, tal es la fe de este hombre ignorante.

 

De aquí en adelante, aceptar el Nembutsu como fe suya o rechazarlo es un problema que atañe a cada uno de ustedes. Así dijo el Maestro.

 

 

Capitulo III

 

Los mismos buenos consiguen nacer en la Tierra Pura; pues con mucha mayor razón los malos lo conseguirán. Pero, las personas acostumbran decir que si los mismos malos consiguen nacer en la Tierra Pura, con mucha mayor razón los buenos lo conseguirán.

Esta última afirmativa parece a primera vista razonable, pero eso es ir en contra de la intención del Voto Primal de Amida.

 

Ello se debe a que, aquellos que creen en la salvación conseguida a través de la practica virtuosa efectuada por su propio esfuerzo no confían incondicionalmente en el poder externo, de manera que no llegan a armonizarse con el Voto Primal de Amida.

Pero si ellos abandonasen su confianza en el esfuerzo propio y confiasen en el Poder Externo, conseguirían el nacimiento en la Tierra de la Recompensa Real. La verdadera intención de Amida al enunciar su Voto compadecido por nosotros, seres cargados de pasiones ciegas e incapaces de liberarnos de la repetición de los nacimientos y de las muertes por intermedio de cualquier practica, ha sido la de ofrecer la realización budista a los malos.

 

Por lo tanto, los malos que creen en el poder externo, son los legítimos merecedores del Nacimiento, con mucha mayor razón lo conseguirán los malos. Así dijo el Maestro.

 

Capitulo IV

 

 

Hay diferencias entre la compasión de acuerdo al camino de la realización por medio del esfuerzo personal y de acuerdo al camino de la Tierra Pura. La compasión de acuerdo al camino de la realización mediante el esfuerzo personal consiste en sentir compasión por los seres vivientes, brindándoles afectos y educándolos (amparándolos y protegiéndolos).

Pero es sumamente raro que alguien consiga brindar a otros la total y completa salvación conforme a su intento.

 

La compasión de acuerdo al camino de la Tierra Pura consiste en recitar el Nembutsu para transformarse de inmediato en Buda, y así una vez convertido mediante la Gran Compasión de Buda, Beneficiar a los seres conforme a su voluntad.

 

En esta vida llena de ilusiones y errores, por más que nos compadezcamos de los seres, será difícil salvarlos conforme a nuestro deseo, puesto que nuestra Compasión no es consistente; recitar únicamente el Nembutsu resulta que la Gran Compasión es consistente. Así dijo el Maestro.

 

Capitulo V

 

 

Yo, Shinran, nunca recite el Nembutsu en memoria de mi padre ni de mi madre, ni siquiera una sola vez, por el siguiente motivo:

 

Todos los seres vivientes son padres y hermanos entre si en la incalculable secesión de generaciones y de nacimientos.

 

Yo, Shinran, salvare a todos ellos después de hacerme Buda en la próxima existencia.

Si el Nembutsu fuese la raíz del bien engendrado por nuestro propio esfuerzo, seria entonces factible transferir los méritos acumulados mediante la recitación del Nembutsu a favor de la salvación de los padres.

 

Pero como el Nembutsu no es el resultado de la iniciativa personal de uno, debemos abandonar la idea de la salvación a través del esfuerzo propio y personal. En tal caso de obtener en forma inmediata la Realización en la Tierra Pura a través del poder externo, aunque nuestros seres alegados estén sumergidos en medio de los sufrimientos kármicos de los seis planos y los cuatro tipos de existencias, con el maravilloso poder salvador de Buda, debemos salvar ante todo a nuestros seres allegados. Así dijo el Maestro.

 

Capitulo VIII

 

 

Para el practicante, el Nembutsu es una acción no-práctica ni no-virtuosa.

Es una acción no-práctica porque no es practicada de acuerdo con mi voluntad.

Es una acción no-virtuosa porque la acción virtuosa tampoco depende de mi voluntad.

Ya que el Nembutsu se basa totalmente en el poder externo y en la renuncia al camino del esfuerzo propio, para el practicante el Nembutsu es una acción no-práctica ni no-virtuosa.

Así dijo el Maestro.

 

Capitulo IX

 

 

-Yo recito el Nembutsu, pero apenas siento el deseo de saltar ni danzar de alegría, y no siento el deseo de alcanzar la Tierra Pura lo más rápido posible. Quisiera saber a qué se debe esto. Habiéndole formulado esta pregunta, el Maestro respondió:

 

-Yo, Shinran, también tenía esta duda. Veo ahora que tú también, Yui-en, experimentas el mismo estado de espíritu. Meditando sobre este asunto, he llegado a la conclusión de que el hecho de no alegrarme cuando debería sentir el deseo de danzar en el cielo y en la tierra de tanta alegría, es indicio de que el Nacimiento está ya totalmente garantizado. Son las pasiones ciegas que impiden que el corazón se sienta alegre cuando él tendría que mostrarse con alegría.

 

Pero desde un principio, Buda Amida está percatado de todo esto, y nos considera como seres ignorantes cuta esencia esta constituida de pasiones ciegas.

Una vez que nos cercioramos de que el Voto Compasivo del Poder Externo está dirigido hacia nosotros que somos consistentes de tal naturaleza, podemos en definitiva considerarlo infalible y confiable. Es también por causa de las pasiones ciegas, que nuestro corazón no siente el deseo de apresurarse con rumbo a la Tierra Pura y que, cuando alguna dolencia no aflige, nos volvemos inquietos temiendo la muerte.

Es por causa de la efervescencia de las pasiones ciegas, que no queremos de manera alguna abandonar esta tierra de sufrimientos donde vagamos desee un pasado inmemorial y que no sentimos ninguna ansia por la Tierra Pura de la Suprema Tranquilidad.

 

Aunque tuviésemos la pesadumbre por es desapego a esta tierra, cuando los lazos de condicionamiento que nos ligan a ella se hayan destruido e irremediablemente haya llegado a su fin nuestra vida, ahí si que deberíamos dirigirnos a Aquella Tierra Pura.

Buda se compadece especialmente de nosotros porque no sentimos el deseo de ir apresuradamente hacia allá.

 

Meditando todo esto, debemos considerar el Gran Voto de la Gran Compasión como digno de absoluta confianza y el Nacimiento como definitivamente garantizado.

Por el contrario, si sintiésemos el deseo de saltar y danzar de alegría e ir rápidamente a la Tierra Pura, ahí entonces deberíamos dudar de la ausencia de las pasiones ciegas en nuestro corazón. Así dijo el Maestro.

 

Capitulo X

 

El significado del Nembutsu consiste en el no-significado, puesto que el Nembutsu es innombrable, inexpresable e impensable. Así dijo el Maestro.

 

FIN DE LA PRIMERA PARTE

 

Introducción a la 2° parte

 

En otros tiempos, cuando el Maestro aún vivía, muchos, movidos por el mismo empeño, venían a la Capital distante, con la mente fija en la misma Fe y firmes en la esperanza de alcanzar la Tierra Pura. Todos nosotros entonces escuchamos juntos el mensaje del Maestro.

 

Entre los viejos y jóvenes, sin embargo, que recitan el Nembutsu conducidos por aquéllos, he oído que recientemente andan muchos divulgando doctrinas diferentes de la del Maestro.

Es mi deseo demostrar, a continuación, de manera concreta, que estas doctrinas diferentes no tienen ningún fundamento.

                        

Capitulo XI

 

 

Hay personas que, viendo a fieles iletrados practicando el Nembutsu, les sorprenden con la pregunta de que si ellos creen en el misterio del Voto o en el misterio del Nombre, sin explicarles claramente las significaciones de ambos misterios, y además les provocan confusiones en la mente. Es necesario detener rigurosamente nuestro pensamiento en este punto para llegar a una conclusión segura.

 

A través del misterio del Voto, Buda Amida nos proporciono el Nombre fácil para sostener y recitar, prometiendo acoger en su seno a todos los que recitasen aquel Nombre.

Por lo tanto, debemos en primer lugar creer en que, salvados por el Misterio del Gran Voto de la Gran Compasión de Amida, nosotros nos liberamos del mundo de los nacimientos y de las muertes.

 

El propio Nembutsu que recitamos surge de la iniciativa del Tathagata. Si tuviéramos conocimiento de ello, veríamos que el Nembutsu no debe presentar el menor indicio de iniciativa personal.

 

Luego, armonizando con el Voto Primal, podremos nacer en la Tierra Pura.

Tal es así que si tenemos fe (confianza verdadera) en el misterio del Voto, naturalmente que allí también tiene que estar contenido el misterio del Nombre. El misterio del Voto y del Nombre son originariamente uno solo y de ninguna manera podemos considerarlos diferentes.

 

Además, si hacemos intervenir nuestra propia voluntad y consideramos que el bien conduce al Nacimiento y el mal lo impide, nuestra mente estará esforzándose en acumular actos meritorios que nos lleven a la salvación sin el apoyo del misterio del Voto.

 

En tal caso, el Nembutsu que recitamos, lo haremos como práctica personal. Las personas que así piensan, aún no creen en el misterio del Nombre. Pero, aunque no lo crean, igualmente Nacerán en las regiones limítrofes de la Tierra Pura, o sea, el lugar de los perezosos, el lugar de los que tienen duda, o el lugar como el útero materno. Y finalmente, gracias al Voto por el cual Amida juró salvar igualmente a los que practican el Nembutsu como esfuerzo personal, alcanzarán también el nacimiento en la Tierra Pura, por el poder del misterio del Nombre.

 

Como se ve, todo esto es debido al misterio del Voto, y ambos misterios, en definitiva, son uno solo.

 

Capitulo XVIII

 

Hay personas que afirman que el creyente se torna en un Buda grande o pequeño, conforme a la cantidad de donaciones que ofrece a la causa del Budismo. Esa opinión es enteramente absurda, y no tiene el menor fundamento. En primer lugar, nadie puede calcular el tamaño de un Buda. Los Sutras describen el tamaño del cuerpo del Señor del dharma de la Tierra Pura del Perfecto Reposo, pero se trata del cuerpo de retribución, expresado en esa forma con el fin de facilitar la comprensión del hombre.

 

El Buda, que ha llegado a la Naturaleza Real, no es ni largo, ni corto, ni redondo, ni azul, ni amarillo, ni rojo, ni blanco, ni negro. Entonces, ¿Cómo podemos discernir si el Buda es grande o pequeño? Si la recitación del Nembutsu, según afirman algunos sutras, le permite al practicante contemplar el cuerpo de la manifestación de Buda, ¿resultará que un pequeño Nembutsu permita ver un pequeño Buda, mientras que un Nembutsu grande haga ver un Buda grande? Tal vez, basados en tal opinión, dirán que el tamaño de Buda es determinado según la cantidad de las donaciones.

 

Antes que nada, dicha opinión corresponde a la práctica de la donación, recomendada por los seguidores de la doctrina de la salvación a través del esfuerzo propio. Aunque acumulen riquezas ante Buda o las ofrezcan a los maestros, de nada les servirá si en los creyentes no hay verdadera fe (shinjin).

 

Aunque la gente no ofreciese a la causa del Budismo ni una sola hoja de papel, ni media moneda siquiera, o si confesara con todo corazón en el poder externo y tuviese una fe profunda, estaría de acuerdo con la esencia del Voto.

 

En fin, emitir semejante opinión significa infundir temores entre los fieles aprovechándose del Budismo para procurar la satisfacción de las ambiciones profanas.

 

Namu Amida Butsu